LA VERDADERA HISTORIA DE UNA FOTOGRAFÍA MÍTICA

De izquierda a derecha: Arriba: Miguel, Fernando, Ivan, Chuchín y Oscar. Abajo: Álvaro, Roberto, Gustavo, David y Olegario.

Hola a todos:

Os presento una fotografía histórica, que bien podría formar parte de la historia de “Cartucho”, aunque mucho más amable. Muchos sois demasiado jóvenes para haberlo vivido. Otros demasiado viejos como para acordaros. Y a otros, simplemente, no les parecerá importante. Pero las personas que vivimos en primera persona el acontecimiento que os voy a contar sabemos que hay momentos que marcan una vida y ese fue uno de ellos. Ahí va:

Vegacernjea, León, agosto de 1987.

Un grupo de críos del pueblo cercano de Cuénabres había sido retado a un partido de fútbol con motivo de las fiestas de verano de Vegacerneja. Unos niños acostumbrados a foguearse en los prados de Las Camperas pero poco experimentados en luchas sin cuartel ante pueblos rivales. Aún así, la determinación, la ilusión, quizás la inconsciencia, les lanzó a recoger el guante que Vegacerneja había lanzado a Cuénabres.

El día principal de la fiesta esos valientes mojigatos acompañados por sus padres, primos, hermanos y vecinos del pueblo, descendieron hasta Vegacerneja y se dispusieron a iniciar una batalla que parecía perdida de antemano. Porque jugaban fuera de casa, porque el árbitro era familiar de alguno de los jugadores, porque en la portería rival estaba Minín, unchaval que en aquellos momentos les parecía más grande que las porterías (merece la pena que os fijéis en la parte superior de la derecha las modernas y minimalistas porterías del campo) y más fiero que veinte lobos hambientos. Y porque no era el único “mayor” que jugaba con ellos. Aún así, el “Pica del Cueto Team” no se amedrentó y se colocó en su lado del campo dispuesto a dejar hasta la última gota de sudor que les quedara.

El quinteto inicial estaba formado por: David en la porteria, un rudo cancerbero a la antigua usanza que mezclaba sus reflejos felinos con la práctica filosofía de  “o pasa el jugador o pasa el balón. Los dos, nunca”. En la parte izquierda de la defensa estaba Chuchín, espigado central cuyo estilo ha servido de referencia a jugadores de la talla de Piqué o Pepe. En la parte derecha de la defensa le acompañaba Iván, el cerrajero del juego aereo. No había balón que volase por el cielo que no fuera a parar a su territorio. Y en la delantera estaban “los vascos”: Fernando, la zurda de oro de Cuénabres, el Messi de Las Camperas, tan fino estilista del balón como acertado cañoñero con sus disparos. Y Miguel, un jugador al que todas las camisetas de deporte que se ponía le quedaban gigantes pero que ello no era impedimento para que luchara como un jabalí rodeado de cazadores. De Miguel escuché una vez que” no jugará demasiado bien, pero tocar los huevos los toca como nadie”.

En el banquillo, dispuestos a sacar sus uñas en el momento necesario, se sentaban Oscar, el breaker del fútbol, el Vaniulla Ice del balompie; Olegario, la templanza y el saber hacer; y Álvaro, Roberto y Gustavo, tres canijos que no tuvieron la oportunidad de jugar porque podían haber salido maltrechos del embite pero que animaron como si les fuera la vida en ellos. Por cierto, con los años, Álvaro pasó a convertirse en uno de los porteros con más arrestos de la montaña leonesa.

El partido comenzó como era de esperar. Con una presión continua de Vegacerneja y con los centrales de Cuénabres resistiendo las acometidas rivales. En la delantera Fernando aportaba con cuentagotas sus dosis de calidad y Miguel corría. Sí, sin más, corría. Hasta que un ataque rival acabó con el balón dentro de la red de Cuénabres (es un decir. No había red). Un “gooool” atronador se escuchó en las bandas, en la carretera, hasta en Casa Carlos. Un “goooool” que supuso un mazazo intensto y seco en las ilusiones de todo Cuénabres. A los chicos les costó tanto reponerse que Casasuertes tuvo varias oportunidades para rematar el partido. Por suerte, el árbitro pitó el final de la primera parte y, abatidos, se fueron a su area (tampoco había vestuario).

Los mayores del pueblo, las personas que guiaban las vidas de esos mozalbetes, intentaron animarles para que lo dieran todo en la segunda parte. Pero no fueron los gritos de apoyo de los adultos ni el descanso tirados en el prado ni la rabia por perder contra los enemigos de la montaña lo que hizo que la historia de este partido cambiara. Fue una mujer de Cuénabres, da igual quién en estos momentos, quien se acercó con un botijo y cambió el devenir del futuro. “Tomad, es agua de la fuente de Cuénabres”, dijo. Todos bebieron tragos largos y fríos de agua de Cuénabres que rasparon sus gargantas pero revitalizaron sus cuerpos. Y en ese momento  el árbitro ordenó el inicio de la segunda parte.

¡Ay de los pobres jugadores de Vegacerneja, que estaban convencidos de dar un repaso a los cuenabrenses! Éstos, con la fuerza del milagroso líquido elemento de su pueblo, se lanzaron a la batalla con un único objetivo. La portería defendida por el gigante Minín. Y así lo hicieron. David protegió la portería con unas actuaciones que recordaban al mítico Iribar, los centrales robaban los balones y los movían con celeridad hacia la delantera. Y los delanteros se hicieron dueños del balón, artistas del esférico, magos del dribling y el pase. Todo miranddo a un lugar. La portería rival, la que había que golear.

Así lo hicieron. Y no una, ni dos, sino tres veces. Tres goles celebrados por los familiares con más euforia que la victoria del Mundial. Creo recordar que Fernando fue el autor de un gol y Miguel el de otro. Pero mi memoria no ha guardado la imagen del tercer tanto. Da igual. Lo marcase quien lo marcara el gol fue obra de todo Cuénabres.

La expedición volvió a casa con el éxito a sus espaldas y cada campeón fue recibido en casa con los mejores regalos que podían ofrecer. En el caso de Miguel, el campeón recibió como trofeo casero un bocadillo de chorizo del pueblo que cogió con sus manos velozmente. Dió las gracias y volvió al medio del pueblo con el bocadillo. Como todos. Era verano y había que volver a jugar.

Personalmente recuerdo así el histórico partido de 1987 entre Vegacerneja y Cuénabres. Puede que no sucediera exáctamente como yo lo relato. O sí. El caso es que a mí me gusta guardarlo en la memoria no como un simple partido de fútbol entre niños de dos pueblos cercanos si no como una de las más bonitas experiencia infantiles que jamás tuve.

Un abrazo a todos. Miguel

Anuncios

11 pensamientos en “LA VERDADERA HISTORIA DE UNA FOTOGRAFÍA MÍTICA

  1. Hola a todos.
    Ya sabéis quien soy, el espigado del Dream Team de Cuénabres. Es espectacular la fotografía y no menos el relato de Miguel. Me ha entrado una añoranza de cojones. Mira que hemos hablado de ello, creo que cada vez que nos vemos, pero me sigue produciendo una nostalgia por aquellos tiempos tan buenos y tan inolvidables que me iría a la tumba con esa fotografía.
    Hay algo que me gustaría añadir al relato, Miguel: el primer gol, lo marqué yo; fue de cabeza tras un saque de esquina; llegue justo a tiempo para dar al balón con la cabeza antes de que lo despejara Minín; tanto fue así, que me a la vez que rematé de cabeza me di un golpe con los puños del portero; pero fue tal la alegría que no sentí dolor. Me acuerdo que el público de Cuénabres gritaba de alegría y todo mi equipo se me echó encima.
    Inolvidable.
    Muchas gracias Miguel. No tiene precio lo que has hecho.

  2. Miguel ¡que bonito es todo esto!
    ¡¡Encantados de conocerte Chuchín!!
    Miguel: ¡¡¡Jose y yo queremos un bañador como el que llevas en la foto (¿existe ese modelo en bikini?)!!!

      • ¿A qué mola el bañador? Lo siento chicos, ya no se llevan. Aunque estoy seguro que ntras esta foto se van a poner de moda los bañadores hawaianos con playistas, rocas y oleajes.
        No os creais. No me deshice de él porque me quedara pequeño porque tampoco creo que no de creciera más.
        Si encuentro uno parecido os lo regalo, fijo.

  3. hola cabronazo….soy el motxu.ese canijo de la masia de cuenabres…bueno decir la masia seria decir demasiado ,pero lo ke importa,( aunke no me acuerde demasiado del dia ni de la situacion)reconozco ke me emcionado……espero tener mas noticias de ti….un abrazo.P.D:

  4. Hola a todos petardos! Soy fer….. Ya he hecho algunos comentarios sobre la fotos pero ver que aquí se añaden el motxu y ….. Chuchin! …. que bueno! El pulmón del dream team cuenabrés, El Jerroug de las arregueras, o el Contador de aquellos tiempos que cuando esprintaba subiendo la cuesta de santo Cristo, no le echabas mano ni “pa tras”…. Buen apunte el que cuentas, que lo acabo de recordar, para uno que metía jajajajaaaaa. Pero lo dejo demasiado pronto podría haber seguido un poco mas su carrera pero ya sabéis, se metieron por medio las malas compañías, juergas, las mujeres (del harén, que por aquel entonces ya contaba con un buen número de ellas ), cambió de religión, “Ala ha llamado a mi puerta” me solía decir y se iba a rezar a la pica del Cueto… Vaya con el Chuchin …. Jajajaaaa besos para todos petardos!!!!!!!

    • Una pequeña reflexión. Menos mal que ese partido lo jugamos con 12, 13 años. Porque si hubieramos tenido 18 , sé de alguno que no hubiera llegado al partido porque se estaba peinando, bañandose en colonia, cambiandose de camiseta… ¿A que sí Fer?

  5. Ja, ja , ja!!!! Jolín con el Fer… ya decía yo que tardaba. Claro, después de hibernar, llegó “el primaveras”. Yo no lo había contado nunca pero en esa foto sale con el mítico “pelo punta” de Alfalfa, personaje de una serie de éxito por aquél entonces y a cuyo club de fans pertenecía Fer., y que bien podía haber creado un perfil en Facebook titulado “Todos con el pelo punta, ¡aupa Alfalfa!”. Pero para esta foto fue retocado por el Photoshop para, según él, “no ser multado por la SGAE por plagio”.
    Besos y abrazos a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s